dom. Oct 25th, 2020

“Enfrentar los desafíos del envejecimiento” Liz Casanueva, SEREMI de Desarrollo Social y Familia

“Enfrentar los desafíos del envejecimiento” Liz Casanueva, SEREMI de Desarrollo Social y Familia

El Servicio Nacional del Adulto Mayor – SENAMA define octubre como el “Mes del Adulto Mayor”, con la finalidad de potenciar un envejecimiento positivo y saludable para una población que aumenta considerablemente.

Según la última Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen), que ejecutó nuestro Ministerio de Desarrollo Social y Familia durante el 2017, la tercera edad totaliza a 3.439.599 personas, equivalente al 19,3% de los habitantes del país, superando por primera vez en cantidad a la población más joven (menores de 15 años).

Estos datos nos hablan sobre los desafíos que tenemos para lograr mayores derechos y beneficios hacia las personas mayores. Es por ello que en la conmemoración del Día del Adulto Mayor, celebrado en Chile el 1 de octubre, nuestro Presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó un proyecto de ley de Envejecimiento Positivo que promueve el fortalecimiento institucional de servicios vinculados, mayores facultades fiscalizadoras al SENAMA, más derechos laborales y de participación social.

La ley creará las Direcciones Regionales del Servicio Nacional del Adulto Mayor para fortalecer la labor del organismo y le otorgará herramientas para velar por la protección de los derechos de las personas.

El proyecto de ley también pone en marcha blanca la iniciativa “Ciudades y Comunidades Amigables”, creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que busca alcanzar un compromiso mundial en la sociedad para optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que envejecen.

En nuestro país, 120 comunas se han comprometido a implementar medidas que les permitan convertirse en comunas más amigables con la adultez mayor. Se espera que cada una de ellas desarrolle un diagnóstico y a partir de él, un plan de acción concreto a ejecutar, que promueva mecanismos para evaluar el grado de adaptación de una ciudad a la tercera edad, integrar una perspectiva que considere a estas personas en la planificación urbana y crear entornos adaptados a las mismas.

La iniciativa pone el foco en 8 áreas temáticas, diagnosticadas por las propias personas mayores en relación a las ventajas y barreras, de las cuales se desprenden los temas de: Vivienda, participación social, respeto e inclusión social, participación cívica y empleo, comunicación e información, servicios comunitarios y de salud, espacios al aire libre y edificios, y transporte.

Esperamos con ansia que todas estas medidas puedan desarrollarse con el éxito en el país, porque queremos que la etapa de la adultez, se viva de forma plena, con felicidad y tranquilidad.

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *