jue. Nov 26th, 2020

Hostales de Puerto Natales se sumaron al llamado “sábanas y camas a la calle” 

Hostales de Puerto Natales se sumaron al llamado “sábanas y camas a la calle”

Protesta pacífica en Puerto Natales para reflejar el complejo momento que pasa el turismo en la zona. #Puertonatales #Magallanes #turismo

Rubro Gastronómico y Alojamientos Turísticos en una cruzada para hacer visible su crítica situación en tiempos de pandemia

 

Todos los restaurantes y alojamientos turísticos de Puerto Natales sacan a la calle sus mesas y camas en señal de protesta ante la nula actividad que han tenido por 8 meses de pandemia, situación que se agudiza al iniciarse la temporada turística.

 

De acuerdo con el Plan de Desarrollo Turístico de la provincia de Última Esperanza el 25% de la fuerza laboral de la comuna de Natales corresponde al sector turismo. Los empleos se distribuyen en distintos tipos rubros que operan en forma permanente (59%) y temporal (41%) y de aquellos el 54% corresponden  al rubro gastronómico y servicios de alojamiento.

Fueron precisamente ellos quienes salieron a las calles en los últimos dos días, con sus mesas y camas vacías, con el objeto de visibilizar la compleja situación que viven en estos momentos.

Con 247 alojamientos y 116 establecimientos del rubro gastronómico, sus dueños y colaboradores están desesperados porque aún no pueden retomar sus actividades. Claman por poder trabajar para poder subsistir y piden al gobierno un rescate financiero urgente para mantener sus pequeñas y medianas empresas. Muchos de quienes pidieron créditos Fogape, no podrán hacer frente a estos compromisos financieron y tendrán que tomar la decisión de despedir a sus trabajadores.

Los principales empleos son ocupados por mujeres y jóvenes. Noemi Ojeda de Residencial María José señala que “a medida que pasan los dìas, nos damos cuenta que la temporada está casi perdida, nuestra única esperanza es recibir algunos turistas en los meses de enero y febrero, siempre y cuando podamos llegar a Fase 3”.

Lidia Melo, de Hostal La Florida, indica que “si esto no sucede, estaremos muy complicados para seguir vivos durante todo un año, hasta que podamos partir una siguiente temporada en octubre o noviembre del año 2021”.

Por el lado de la gastronomía, José González de Restaurante Kaiken, enfatiza que “la temporada turística 2019-2020 fue complicada, durante todo el 2020 nuestros locales han estado vacíos y hemos tenido que cubrir costos fijos de alguna forma durante 8 meses. Respecto de la temporada 2020-.2021 sólo sabemos que nos enfrentaremos un escenario incierto y que los costos de la mantención de nuestros locales siguen presentes sin percibir  ingresos”.

Por su parte, Jasna Marín del Restaurante Última Esperanza, señala que “estamos en un punto de inflexión y ya no podemos esperar más, necesitamos trabajar. Por eso hoy hacemos un llamado a las autoridades para ser vistos como debe ser y nos ayuden económicamente, somos parte de una industria importante en peligro de desaparecer”, concluyó.

 

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *